Historia

Época Romana

Estas tierras debían estar pobladas por explotaciones agrícolas o de recreo de los habitantes de Emerita Augusta. En esas fechas comienza a haber textos que relatan los acontecimientos de las colonias o municipios romanos como Mérida o Trujillo, La época de dominación romana duró casi quinientos años y fue próspera y pacífica para toda esta región, quizás la más próspera y pacífica de toda su historia.

Época Visigoda

Rota la pax romana con la caída del Imperio se inicia una época de incertidumbre. Sin embargo fue probablemente en este momento de la historia, en el siglo VII, cuando se construyó la Basílica de Santa Lucía del Trampal, lo que indica que en aquel tiempo hubo aquí una actividad espiritual y probablemente también civil y económica extraordinaria y aún no conocida. Los godos primero y los musulmanes después, convierten estos territorios en permanente campo de batalla lo que obliga a la población a establecerse y fortificarse en lugares estratégicos para la supervivencia.

Esta suerte corrieron Montánchez, Medellín, Trujillo, Alcántara y Cáceres por nombrar los lugares más influyentes de nuestro entorno. El nacimiento de Alcuéscar, al igual que otros pueblos de la comarca, debe su origen a los avatares de estas fortalezas.

Dominación Musulmana y Reconquista Cristiana

Hasta la emancipación del municipio Alcuéscar y Montánchez eran una misma cosa de modo que la historia de Alcuéscar en esa época sigue los avatares de la de Montánchez, el lugar fortificado más próximo y del que dependía casi completamente.

Levantaron el castillo sobre las ruinas de una fortaleza romana anterior, que habría de servirles tanto para defender la comarca de las hostilidades de los reinos cristianos del norte como para defender a los señores de las numerosas rebeliones y levantamientos de la zona. La actividad de esta comarca durante el inicio de la ocupación sarracena fue intensa. Numerosas sublevaciones de los nobles contra el poder central del emir de Córdoba asolaron estas tierras con frecuencia.

A mediados del siglo IX, en el año 830 concretamente, tiene lugar nuestro hecho más importante: la fundación de Alcuéscar. Esto se produce apenas 100 años después de la llegada de los moros y por lo tanto en un momento en que los reinos cristianos del norte se están reorganizando y apenas han iniciado la reconquista de los territorios ocupados. La fundación de nuestro pueblo al parecer se produjo durante una de las muchas rebeliones que en esta época protagonizaron los cristianos (mozárabes) de Mérida y su comarca. Cabe suponer que previamente a la fundación del pueblo ya existían en esta zona asentamientos anteriores, como demuestran los restos de algunas construcciones romanas y sobre todo el templo de Santa Lucía, en el lugar del Trampal. Pocas décadas después de la fundación de Alcuéscar se produce un primer intento cristiano de reconquistar estas tierras; la incursión de Alfonso III de León en el año 881, pero no es hasta el año 1212, cuando se produce la caída definitiva del poder musulmán en la península.

La batalla de las Navas de Tolosa, verdadera cruzada de la cristiandad, fue un rotundo fracaso para las tropas islámicas.

Alcuéscar fue reconquistado exactamente 400 años después de su fundación, tiempo suficiente para que lo musulmán dejase una profunda huella cultural. El cambio de poder en aquél tiempo debió tener sobre todo un significado religioso. Al campesino poco le importa que sus diezmos vayan a parar al rey de León o al sultán de Marruecos. Alcuéscar siguió dependiendo de Montánchez, sin jurisdicción propia, hasta 1.236. El cambio más profundo debió ser la sustitución de la Media Luna por la Cruz, de la mezquita por el templo cristiano, de los imanes por monjes y sacerdotes católicos. La introducción del cerdo como alimento, hasta entonces prohibida por el Islam. Y más tarde la Santa Inquisición, presta a erradicar con penas durísimas cualquier resto de herejía o tradición musulmana.

Independencia de Alcuéscar

La independencia de Alcuéscar fue concedida el once de noviembre de 1.602 y se halla descrita en un libro pergamino que se encuentra en los archivos de esta villa.